En EXYRE contamos con más de 37 años de experiencia ofreciendo “la respuesta profesional para tu seguridad”. Ya te hemos hablado anteriormente sobre los tipos de detectores de incendios, pero en esta ocasión deseamos ampliar la información al respecto para que tengas un mejor panorama del equipo que se adapta más a tus requerimientos.

Como ya sabes, los detectores de incendio cumplen con la función de avisar al usuario de la aparición de fuego en algún espacio. Trabajan detectando cambios ambientales como humo y calor. Este es el punto principal en el que te debes fijar para comprar el equipo correcto.

Los detectores de calor son equipos diseñados para la industria, sobre todo aquellas que presentan altas temperaturas en sus procesos, generan fuegos sin humos y existe una humedad superior al 95%, ya que, en estas condiciones ambientales, un incendio se propaga fácilmente. 

Existen también los detectores de monóxido de carbono, estos funcionan perfectamente para ambientes residenciales, porque el monóxido de carbono es el gas resultado de la combustión en estufas, calentadores y vehículos automotrices.

Un detector de humo, como bien indica su nombre, se activa cuando hay presencia de excedente de humo, ya que este es un generador de incendios, aunque no exista alta temperatura.

Los detectores de gases inflamables son aparatos creados para ser utilizados en negocios, laboratorios, gasolineras, cocinas, etc., es decir espacios donde se producen y acumulan gases inflamables.

También existen los detectores de flamas, se diseñaron para los espacios donde las llamas se propagan velozmente y no producen humo o calor. Pueden usarse en laboratorios o cierto tipo de industrias.

Contáctanos, en EXYRE, nuestros expertos te asesoraran al respecto con total claridad y amabilidad.